Nos dejamos la piel en cada trabajo. Tattoos (o las calcomanías de toda la vida) para repartir durante el Festival de Kalealdia del Ayuntamiento de Bilbao. Teatro en la calle para disfrutar en familia.