Leemos de todo. De lo nuestro, de lo divino y de lo humano. Tenemos nuevas adquisiciones por si nos pilla un nuevo confinamiento. ¿Qué mejor que estar acompañado de un buen libro?

Leave a Reply