Algunos se tapan la boca con la mano, otros se lo comen a escondidas, y están los que lo aplastan antes de abrirlo. Pero todos, todos nos emocionamos cuando degustamos un polvorón. En Emociona, no somos menos. 😋 Ver vídeo